Consejos para controlar los nervios el día de la boda

Consejos para controlar los nervios el día de la boda

 

Llevas más de un año preparando este día y has invertido cada parte de tu ser, toda la energía que tenías. Lo has preparado con mucho cariño y mimo, cuidando al 100% cada detalle de la boda. Y no quieres que se estropee. Por nada del mundo.

 

Aquí te enseñamos una serie de trucos o consejos para controlar tus nervios el día de tu boda y que puedas disfrutar ese día como te mereces, ¡porque te lo mereces más que nadie!

 

A la hora de vestirse y hacer el maquillaje. Lo normal es que este proceso lo realices en tu casa junto a tu familia, además, el fotógrafo suele empezar la sesión de fotos en este instante, por lo que ¡date un capricho! Y cómprate un kimono o bata elegante y bonita con la que te sientas sobre todo cómoda, para ponerte en el proceso de peluquería y maquillaje. Algo con lo que te sientas tú y sea para la ocasión.

 

No experimentes con mascarillas, cremas o maquillajes que no hayas usado previamente, puesto que podrían darte una reacción alérgica, absolutamente no deseada.  

Antes de empezar todo el proceso que engloba la boda, date un capricho a ti misma y el día de antes, si es posible, regálate un masaje relajante que ayude a que te sientas mejor y con más vitalidad. Date una buena ducha caliente ese día para relajar la ansiedad y el estrés, que naturalmente, sentirás.

 

Intenta dormir bien al menos un mes antes de la boda. Puedes acompañar tu descanso con tilas relajantes o manzanillas que ayuden a dormir.

 

Todas sabemos lo difícil que son algunos tacones y lo vulnerable que te pueden hacer sentir, por lo que, unos días antes de la boda, ponte los tacones y camina alrededor de la casa con ellos. Esto hará que te sientas segura y les cojas el truco. Cuando era pequeña, solía hacerlo antes de gran eventos como Nochevieja o Nochebuena y realmente me hacía confiar más en mi misma en ese día tan especial.

 

Practica la ruta hasta la Iglesia o lugar del enlace con tu chófer, con esto quiero decir, que deis una vuelta en el coche los días previos a la boda para que tanto el chófer como tú, os quedéis tranquilos con la ruta más rápida y efectiva que vais a coger ese día y conozcáis el camino. Además, hazlo a la misma hora de la ceremonia, así podrás saber si hay tráfico en ese momento determinado y podrás adelantarte a sorpresas.

 

Quizás uno de los puntos más importantes, al menos para mi, es que establezcas tiempo de más para todo. Todos sabemos lo agobiante que es ir deprisa y corriendo cuando tienes un evento importante y sientes que vas a llegar tarde pero quieres ir perfecta y que no te falte detalle. Bien, pues este es un punto imprescindible. Ve con tiempo a todos lados. Asegúrate de que no tienes que ir corriendo en el día de tu boda.

 

Respecto a la comida, bebe mucho agua y come sano. ¡Evita alimentos que te den gases o que te hinchen la barriga! No queremos arruinar el vestido tan precioso de boda.

 

El momento de los votos y las alianzas. Es imprescindible que días antes practiques y repases los votos, haciéndote sentir a ti misma más segura. Controla las pausas, cuando estamos nerviosos tendemos a hablar rápido y a veces, puede resultar un poco incómodo.

Dale una copia de los votos a alguien de confianza, por si, se te olvidara el texto, alguien pueda echarte una mano. Si eso pasara ¡don’t worry! somos humanos y los nervios son algo natural.

Si sientes que te pones muy nerviosa hablando en público, un truco que me enseñaron en la universidad, es que siempre mires a alguien con quien tengas confianza y te haga sentir cómoda. De esta forma, conseguirás sentirte como en casa.

 

Controla tus movimientos. A veces, movemos mucho los brazos o miramos al suelo cuando estamos nerviosos. Adopta una postura erguida y relájate. Es tu día y nadie ni nada puede estropearlo.

 

El momento del baile de novios. Sin duda uno de los momentos que más vergüenza puedes pasar. Es importante que te sientas cómoda con el calzado, por lo que, si lo deseas, cámbiate a unos zapatos más cómodos para bailar, mira al frente (jamás al suelo), siente la música y relájate. ¡Recuerda que no estás sola en esto, estás con tu pareja y os serviréis de apoyo mutuo!

 

 

Sentir nervios es natural y normal, y aunque te demos estos consejos, será prácticamente inevitable que te sientas muy nerviosa, cuando esto pase, intenta enfocarte en disfrutar.

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comentario: