Postres para la Primera Comunión

Postres para la Primera Comunión

Por norma general, los niños son amantes de las chucherías y alimentos dulces, por lo que ¿qué mejor día que La Primera Comunión para hacerles un poco más felices?

 

Hoy en día existen muchas alternativas diferentes al broche final de la comida en la comunión: el postre.

 

Chucherías

Es muy común y una idea muy original la del Candy bar, es decir, un rincón en el salón donde se realice la celebración, con todo tipo de chucherías e incluso una tarta de golosinas. Aparte de resultar muy atractivo y quedar muy bonito y original, es una idea magnifica puesto que será un tipo de “barra libre” para niños que deseen comer golosinas. ¡Fantástico!

 

Galletas decoradas

A todo el mundo le gustan las galletas, creo que es una magnífica idea y además, si se te da bien, puedes decorarlas tu misma, creando los personajes favoritos del más o la más pequeñ@.  ¡Puedes personalizarlas de muchas maneras diferentes y dejar que tu creatividad fluya en forma de galleta!.

 

Piruletas

Una de las opciones que más nos gustan es el estilo piruleta. Se pueden realizar piruletas de chocolate, de gominolas, de cereales, de fruta…etc.

Piruletas de lo que desees, son muy bonitas y alegres y además encajan a la perfección en una Comunión.

 

Postres veraniegos

Especialmente si la comunión es llevada a cabo en meses calurosos o en ciudades calurosas, los postres fresquitos son una muy buena opción:  helados en tarrinas, calipos, helados en palos, todos son buenas opciones y además ¡a todos les gustan!.

 

Postres en vaso

Postres estilo tarta de queso, cremas, coulán, bizcochitos y todo lo que se te ocurra en pero en pequeños vasitos de cristal. Es una opción muy creativa puesto que puedes dejar que tu imaginación fluya, adornando los vasos con pequeños lazos o diseños de tapas o alrededor del vaso. Una opción que gustará tanto a mayores como a pequeños.

 

Bizcochos y tartas

Un clásico. Hay muchas distintas opciones en este punto y puedes jugar con la decoración así como realizar diferentes postres con diferentes sabores y texturas.

 

Tartas o bizcochos con un extra

Como hemos comentado en el punto anterior, un clásico son las tartas y bizcochos pero para hacerlo un poco diferente a lo que estamos acostumbrados, ¿por qué no añadir chucherías, galletas u otros elementos en tu tarta o bizcocho? ¡nos parece una idea genial!

 

Flores de chucherías, galletas u otros elementos

Es una opción parecida a la de las piruletas pero en vez de hacer piruletas, esta vez realizaremos varias uniéndolas bajo un lazo que simule perfectamente un ramo de flores. Romántico y original, ¿no crees?

Bolsitas de chuches

Otro clásico en las comuniones son las típicas bolsas de plástico rellenas de chuches. Una opción muy cómoda puesto que podrás guardarlas para después en caso de que no quieras más.

 

Árbol de pinchos

Consiste en poner chucherías ocupando casi todo la parte visible de un palito de madera y luego colocarlo en el “tronco central” imitando a un árbol pero esta vez de chucherías.

 

Esperamos haberte ayudado con estas ideas que además son fácilmente elaborables por cualquiera de nosotros, así que atrévete y ¡do it yourself!

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comentario: