Cómo organizar tu boda con 12 meses de antelación

Cómo organizar tu boda con 12 meses de antelación

¡Enhorabuena, te casas! Es un momento muy emotivo y lo vives con mucha ilusión. Sin embargo, tienes que empezar a organizar todo con, al menos, un año de antelación y eso puede resultar un poco agobiante.

 

En este post te enseñamos como organizar tu boda por meses:

 

12 meses antes de la ceremonia

Tienes que tener claro la fecha, ya que es lo primero que se decide. Saber si lo harás en los meses de abril, mayo o junio o por la temporada de septiembre y octubre.

Elegir qué tipo de boda quieres, ¿os casaréis por la iglesia o por lo civil?, ¿será una ceremonia intima o una de las grandes?.

Si decidís casaros por la iglesia es importante que reservéis con mucho tiempo de antelación, ya que la gente suele reservar en las iglesias mínimo con un año de antelación.

Establecer el presupuesto de la boda, es un dato importante a discutir. Es importante que se establezca un presupuesto primero para saber en todo momento cuánto tenéis pensados gastar.

Por otro lado, en estos previos pasos, surge la necesidad de adquirir la web, app o incluso libreta donde vayas apuntando todo detalle sobre la ceremonia. Aunque creas que tienes buena cabeza y memoria, es necesario hacer esto, puesto que no queremos que luego surjan los nervios de haber olvidado donde o cómo contrataste esa opción o la otra. En fin, que siempre es mejor ser organizado u organizada y más en un evento tan importante. 

9 meses antes de la boda 

Es importante buscar a los proveedores, es decir, ahora es el momento de empezar a buscar decoración, flores, fotógrafo, videógrafo, música para el cocktail, la cena o la iglesia.

Deberás emplear un gran tiempo en decidir la decoración de la ceremonia, del cocktail, la recepción, la decoración de las mesas, el lugar del banquete o pista de baile entre otros.

 

Una de las partes más difíciles será la de la lista de invitados. Es un aspecto muy difícil porque todos quisiéramos invitar a todos esas personas con las que nos llevamos bien pero, puede ser muy limitado el presupuesto o incluso el espacio donde se realice la ceremonia. Por ello, tú y tu pareja, deberéis ser muy cautelosos y tomar este punto de la organización con tranquilidad y calma.

6 meses antes de el gran día

Empezar a organizar la boda civil. No importa si os casáis por la iglesia, el matrimonio deberá ser registrado en el Registro Civil.

Además, para aquellas parejas que decidan casarse por la iglesia, tendrán que realizar los cursos pre-matrimoniales y deberán hacer la inscripción en el lugar en el que se realice la boda.

Otro gran detalle: elegir el vestido de la novia y el traje del novio.

Recuerda elegir un traje de novia con el que te sientas tú misma y no te sientas disfrazada. Por otro lado, a la prueba del vestido, no lleves a mucha gente. Lleva siempre a gente de confianza y cercana y disfruta del proceso al máximo.

En esta etapa se empezará a organizar también otro punto muy importante: el viaje de novios o luna de miel. Deberéis decidir el destino, las fechas, el hotel… etc. 

Papelería, otro punto que deberá empezar a planificarse por esta fecha. Es sencillo y rápido, tampoco emplearéis mucho tiempo en este punto de la organización. Además, hay muchas propuestas diferentes para todos los gustos y estilos, como las que ofrecemos en Papelikos.

4 meses antes de la boda

Es hora de decidir el transporte, tanto para los invitados como para los novios.

En el caso de que tu boda se realice en un lugar alejado de la mayoría de las viviendas de tus invitados o incluso en otra ciudad o país diferente, deberás organizar el transporte de tus invitados.

Por otra parte, también se decidirá aquí como llegaréis por separado a la Iglesia o al ayuntamiento y como iréis más tarde a la ceremonia.

3 o 2 meses antes de la boda del año

Habrá que elegir los anillos de matrimonio, elegir el ramo de la novia y elegir también a los padrinos. 

y por fin llegó el gran día: olvídate de los nervios y del estrés, este día es para ti y para tu pareja y ahora toca disfrutar.

Si hay un contratiempo o algo sale mal, ¡cambia la actitud!, ríete y disfruta, porque disfrutar es lo más importante.

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comentario: